Diario de anarres

Anterior - Otoño de 2010: Europa - Siguiente

Creative Commons License La Toscana
El Véneto, La Liguria, Siena
Grecia
Viena y Budapest
Milan y Roma
Compartir
Copio partes del diario de viaje, que es bastante más largo, pero, ya que lo escribí, los que sean amigos de la lectura indiscriminada, pueden derrochar su tiempo leyéndolo. Los lectores críticos... abandonad toda esperanza al entrar aquí. Será mejor para éstos que lean una novela de Saramago, recién muerto y ya criticado por L´osservatore romano. (ver artículos del diario El País aquí)


Mestre, 21 de mayo de 2010 – Hoy traspiramos en:Venecia
Esta vez dormiremos en el hotel Air, en Mestre. Partimos hoy temprano, unas tres horas desde Monsummano hasta Venecia, con parada en el Autogrill de la autopista, cerca de San Antonio de Padova, creo. El auto, la máquina como dicen los tanos, quedó en un parquegio, y nos largamos a caminar por laberínticas callejuelas hasta la plaza San Marco. El recorrido fue largo y cansador, entre los cientos de negocios destinados a los turistas, o mejor dicho, a los dinerillos de los paseantes. Claro que si uno levanta la vista, puede imaginar que ha retrocedido en el tiempo. Cada tanto cruzamos algún canal, pequeño o mediano, con algúna góndola portadora de esos extraños personajes denominados turistas.
Venecia Venecia
De golpe, el inmenso espacio abierto de la plaza. Habíamos dejado atrás a nuestros compañeros. Mientras los esperábamos, recorrimos la plaza y sus laterales. Cuando llegaron,entramos juntos a la iglesia, que me pareció mucho más interesante por fuera que por dentro. Pero subimos al coro, y de allí a un balcón con buena vista de la plaza y del gran canal.
Venecia Venecia
Ya agotados, tomamos el vaporetto, sin vapor alguno, hasta la plaza Roma, en cuyas inmediaciones nos mandamos unos tramezzinos con la obligatoria birra. Nuevamente en el auto, llegamos a Mestre, ciudad vecina, con la intención de encontrar alojamiento a precio razonable.
Venecia
Oh sorpresa. Mestre resultó una ciudad muy bonita, con dos grandes plazas donde la gente pasea, y come o bebe en los bares de los laterales. Nos sentamos bajo las sombrillas de la pizzería más concurrida. Excelentes pizzas, acompañadas con la bebida que manda la ley: cerveza. Cumplimos escrupulosa y ampliamente con la ley por lo que creo que dormiremos con la conciencia tranquila del ciudadano respetuoso de las normas sociales.
Mestre Mestre Mestre: Hotel Air Mestre
Monsummano Terme, 22 de mayo de 2010 – Hoy conocimos: Garda y La Spezia
Inesperadamente, estamos en casa de Nella y Paolo. Después del reglamentario madrugón,partimos de Mestre rumbo a Bérgamo. Lugar al que no llegamos, pues la prima que Enzo pensaba visitar no estaba. En el camino, rodeamos por autostrada: Padova, Vicenza y Verona. Entre Verona y Brescia nos apartamos de nuestra ruta hacia Descenzano del Garda. Y conocimos el renombrado lago, y Enzo, Marcela y Gloria metieron la pata. En el agua. En una farmacia compramos un antibiótico para mí, que estoy tosiendo hace varios días. Todos están o han estado con alergia, menos Gloria.
En camino Lago de Garda Lago de Garda Pato de Garda
Lago de Garda Gloria en Garda Pato del Garda Hacia La Spezia
En camino a Garda, en Garda, y hacia La Spezia
En Brescia doblamos hacia La Spezia, via Cremona. Llegamos por la tarde, encontramos una prolija ciudad portuaria. Luego de pasear por un muelle, decidimos recorrer los pocos kilómetros que hay hasta Porto Venere. Pero apenas arrancamos se prendió la luz de presión de aceite del Golf. Y no tenía casi nada, y a esa hora las estaciones de servicio están sin empleados, solo despachan combustibles automáticamente. Ni hablar de comprar, hasta que, preguntando, Rodolfo, del quiosco La Fontana, nos vendió un litro que fué a buscar a su casa. Después del incidente, casi al anochecer llegamos a Puerto Venere. Para descubrir que no había alojamiento. Salvo un cuarto para los cuatro, por doscientos veinte euritos. Declinamos tanta generosidad, y decidimos volver a Monsummano, al fin y al cabo a hora y media de viaje. Llegamos pasadas las doce, y aún así Nella nos esperaba con comida. Porto Venere nos gustó, volveremos mañana.
Hacia La Spezia La Spezia La Spezia La Spezia
En camino, y tres de la Spezia
Monsummano Terme, 23 de mayo de 2010 – Composición tema: Porto Venere
Llegamos lo más temprano que pudimos. Porto Venere, descubrimos, es tan lindo de día como de noche. Paveamos en el muelle, recorrimos alguna callejuela. El lugar es tranquilo, y muy bonito. Además es la primera vez (en realidad fue ayer) que vemos el Mar de la Liguria, parte del Mediterráneo
Porto Venere
Luego del almuerzo, le alquilamos a un tal Diego el semirrígido Palmaria. Ya en el agua, dimos la vuelta a dos de las tres islas vecinas. Intentamos llegar a Cinqueterre, pero era bastante largo para el horario del que disponíamos, asi que, a mitad de camino decidimos volver a puerto. De todas formas la navegación hacia Cinqueterre nos permitió observar la costa escarpada, y las casas y cultivos agarrados a la pendiente.
Porto Venere Hacia Cinqueterre Porto Venere Hacia Cinqueterre
Aguas de Porto Venere Porto  Venere Porto Venere Porto Venere
Trajinamos las largas escaleras hasta el fuerte, que tiene unas vistas espectaculares. El cementerio también con buena vista, aunque hay que reconocer que sus ocupantes no se benefician de ella.
Porto Venere Porto Venere Porto Venere Porto Venere
Final del día, el acostumbrado: Comida en casa de Nella y Paolo, tardía para sus costumbres. Revisando las fotos del día veo que tomé una enorme cantidad, muchas de ellas en el mar, con veleros que presumo hacían escuela de vela, y temas marinos varios. No hay caso, siempre igual a mi mismo, desde que, en mi curso de vela, aprendí a disfrutar del mar y del viento.
Porto Venere Porto Venere
Monsummano Terme, 25 de mayo de 2010 – ¿Siena? Yo sólo recuerdo un par de minitas
Otra vez hemos disfrutado de la compañía y guía de Nino y Silvana. Como aperitivo, visitamos Monterigione, un pequeñísimo pueblito parecido a San Gimignanno. Muy bonito, breve de recorrer, almorzamos allí.  
Monterigione Monterigione Monterigione Monterigione Monterigione
Monterigione Gloria en Monterigione Monterigione Monterigione Monterigione
Imágenes de Monterigione
Y llegamos a Siena. ¡Qué linda! Caminamos un poco llegamos a la plaza del Palio. El palio es una carrera de caballos que se hace allí una vez al año. Dos minitas espectaculares, categoría modelos, me pidieron que les sacara una foto, para burla y diversión de los compañeros de paseo. La primera (¿Por la emoción?) la saqué mal, lo que en última instancia me permitió unos instantes más de contemplación. Me sequé la baba y, a poco, quizá por alguna confusión de mis sentidos, o por hambre de todo el grupo, nos dedicamos a comer en uno de los restaurantes que bordean la plaza.
Siena Siena Siena Siena
Gloria, marce y Siena Siena Siena Siena
Siena y sus bellezas
.Mientras ingeríamos diversos platos, con la consabida cerveza en nuestro caso, Nino nos desasnó con las costumbres y tradiciones del Palio. Me pareció gracioso que el cura bendijera al caballo y no al jinete. Se supone que es porque el caballo es incapaz de venderse, y según parece corre mucho dinero en este asunto. Y de esa forma, la bendición no falla. ¿Falta de confianza en el señor?
Siena Siena
Siena Siena
Siena, su plaza y su catedral
Continuamos nuestro tour, con parada en la catedral. Todo un espectáculo de esculturas y gárgolas y mármol. Más abundantes que en Venecia. A la tarde volvimos a Monsummano. Para recibir regalos: De Alessandra con dedicatoria en español y todo. De Silvana, reloj para Gloria y pulsera para mí. Entre terminar de acomodar las valijas para el vuelo de mañana, y el pollo con papas y el helado de postre, nos estamos por acostar como a las tres.
Siena Nino y Silvana en Siena Siena
Siena Siena Siena Siena
El Palio, Nino y Silvana, detalles de Siena


La Toscana - El Véneto, La Liguria, Siena - Grecia - Viena y Budapest - Milan y Roma


Panel de fotosPanel de fotosPanel de fotosPanel de fotos

Anterior - Otoño 2010 -Home

Home

Home Diario Acuáticas Fotos Videos Textos Recetas Cuentos Visitas Correo Somos