Diario de anarres

Mesa de saldos

Anterior - Invierno del 04 -Siguiente


Panel de fotosPanel de fotosPanel de fotos  

Cuando calienta el sol aquí en la playa, ....
Discurso no muy original de casamiento: Antes de hablar quisiera decir unas palabras: hay fotos agregadas a la mesa de saldos de otoño que no habían sido publicadas en su momento, y algunos comentarios atrasados. Algunas valen la pena ver, total están a un click de distancia.

El 21 de julio, como se acostumbra en muchos países, empezó el invierno del hemisferio austral. Por estos pagos, comenzó con un clima esplendoroso, que ya había se anticipado algo así como una semana antes. El otoño fue desparejo, y hasta fresco, así que bienvenido el invierno, por fin. Cuando calienta el sol aquí en la playa... decía una cancion que más o menos entonaba Antonio Prieto, recuerdo éste que delata lo vejete que soy. Seguía: siento tu cuerpo vibrar cerca de mi. Esa parte no viene al caso, no sean morbosos. A cambio del cuerpo vibrando, no hemos parado en casa. Las actualizaciones de este modesto site quedaron olvidadas, lo mismo que la lectura en interiores y ese tipo de cosas. Detalles: a esta altura ya fuimos tres veces con el velero a Praia do Flamengo. Las tres fueron paseos de trabajo: en la primera a tirar cracas (sacar esos bichitos que ya describí mil veces), pero la espátula de inox se me escapó en un descuido, y allí estará en el fondo del mar. Resultado escaso. La segunda era para hacer varias cosas y tomar baño de mar, quedó sólo en la parte fácil, el baño. La tercera, hoy, casi fin de mes, con espátula nueva, atada con Velcro, fue bien exitosa, y casi quedó todo limpio. Ver la página de vela y buceo por detalles náuticos. Tambien con el velero, y aprovechando unos vientitos más que agradables, fuimos dos veces hasta la Praia Grande de Ilha Anchieta. Anchieta fue un cura que ayudó en la pacificación de los indios de por aquí. No quedó ninguno. Tiene monumento en la costanera céntrica. La primera vez fuimos solos, tomamos sol y baños, bacana (muy bueno, en lenguaje coloquial).

Boqueirão Gloria surfista
O boqueirão Gloria: Primera clase de surf

La segunda fuimos con unos chicos argentinos, que conocimos en la Praia do Alto. De ese paseo se habla más abajo. Mauro y Sabrina, marplatenses, nos acompañaron y nos contaron sus cosas y, aunque el sol estuvo algo ausente el día fue macanudo, y terminó con los cuatro en casa de Elaine y Yamandú, comiendo asado hasta bien tarde.

Puruba El rio de Puruba
Cruzando a la Playa de Puruba El rio y el mangue, Puruba

Por tierra fuimos a Puruba, una de las pocas playas del lado norte del municipio que nos restaba por conocer. Como en el acceso a la arena desembocan dos ríos, suele ser necesario contar con un canoero para pasar. Llegamos con marea muy baja, cosa buena, pues el canoero estaba de vacaciones, como cada vez que fuimos anteriormente. Así que cruzamos el río, y nos instalamos, absolutos dueños de la playa. El agua estaba muy buena, y la ola poca.

Puruba El rio de Puruba
La dueña de la Playa de Puruba Reponiendo fuerzas en Puruba

Volvimos a visitar Praia do Alto, a la que hacía bastante que no inspeccionábamos. Allí conocimos, como ya se dijo, a Mauro y Sabrina, y además a Carolina, Javier y Alejandro, todos marplatenses, alojados en la Vila de Itamambuca, reducto de surfistas y gente joven. No nos faltaron dos visitas a Domingas Días, donde con máscaras y aletas nos encontramos con buenos cardúmenes de unos pescaditos plateados. Para ampliar la lista de playas visitadas, fuimos a conocer Costa, en camino a Fortaleza.

Costa Costa
La playa de Costa Dejando huellas en Costa

El barco recibió varios adelantos, ver en Vela y Buceo. Una noche, luego de mi semanal visita al dentista (un tratamiento de conductos eterno) comimos unas pizzas de primera en casa de Mónica y Marcelo, aunque con Marcelo en Buenos Aires.

A lei não pegou.
Esta frase tan brasilera, viene a ser algo así como todo lo contrario del aforismo latino "lex, dura lex, sed lex" Una traducción bastante exacta sería: Una ley agarra o no agarra. Esto es: hay muchas leyes, la gente se acostumbra a seguir algunas de ellas. Otras pasan, sin pena ni gloria, y para la mayoría de los efectos, no existen. Claro, con más de quinientos diputados federales, unos ochenta senadores federales, veintitantos gobernadores, una legion de diputados estaduales (provinciales) miles de intendentes y vereradores (concejales), sin olvidarse de Lula. Como para que no haya leyes que no "pegan". Este concepto, que sigue una lógica legal impecable, ha sido registrado con esto de que la ley pega o no pega. Si algún letrado lee esto, por favor que me escriba, creo que merece alguna reflexión más especializada.

Cassandoca Cassandoca
Praia de Cassandoca Filmando en Cassandoca

Eu Tarzan, vocé Jane
Cuando conocimos la casa de nuestro amigo Yamandú, él mismo nos calificó su casa como la de Tarzán. Pero ahora hemos descubierto, gracias al mismo Yamandú, la verdadera casa de tarzán: Queda en Paraty-Mirim, y es propiedad de un brasilero de nombre Badía. Claro la imagen de tarzán no coincide mucho con la del viejo Johny Weismüller, y este Tarzán no pega aquel grito tirolés que Tarzán de película solía dar. Es pequeño, en los sesenta años, conversador en varias lenguas, aunque no sabe hablar con los animales. La casa, de madera, claro, es una enorme estructura de planta baja y distintos niveles y escaleras y recovecos y dobles niveles, y balcones internos y externos, que totalizan algo así como dos pisos altos. Todo esto en medio del mato, que hace que la casa sea difícil de percibir hasta que uno llega, y difícil de fotografiar, así que les debo las fotos. Para completar, en medio del mato, en un rincón de la casa, una embarcación en construcción, proyectada para recorrer los ríos de sudamérica, viaje que nuestro Tarzán ya hizo una vez, por otros ríos, y espera hacer por segunda vez.

A festa do camarão
En la playa de Almada, la comunidad caiçara que allí mora organiza la fiesta del camarón, que , como es de imaginar consiste en comida, musica y baile. Aclaro qué cosa es un caiçara: es el antiguo ocupante de las tierras del litoral marítimo. Como definió con agudeza mi primo capitán de navío: "un paisano que usa canoa en vez de caballo". La playa de Almada nos queda a unos treinta kilómetros, y se llega a través del Parque Estattal Serra do Mar. Los últimos kilómetros se hacen por un caminito más o menos pavimentado. El pueblito es un pequeña villa de pescadores, poco invadida por los enormes caserones que edifican los paulistanos con guita. Otra aclaración. Paulistano: habitante de la ciudad de São Paulo. Paulista: habitante del estado de São Paulo. Lo primero que hicimos fue comer (y beber, claro) entretenidos por un buen cantante. Luego dimos una breve caminata por la villa, como para acomodar los muchos camarones ingeridos, mientras un patrocinador remontaba un globo aeróstatico, para entretenimiento de los más chicos.

Fiesta del camarón Fiesta del camarón
Fiesta del camarón, en Almada Tarde con nubes en Almada

De vuelta en la fiesta, un conjunto folclórico con canto y danza, representó una leyenda de la zona, acerca de un buey que nunca había visto en mar, hasta que llegó a Ubatuba. No faltaban danzarines y danzarinas vestidos de buey o caballo, como acontece en muchas fiestas brasileras. Al final la cosa se convirtió en danza general. Todos a bailar la ciranda, bonito baile tradicional. Menos los pataduras turistas del sur del continente, es decir los habituales protagonistas de estas líneas.

Futebolitis brasiliensis
Dada la importancia de este tema, le hemos dedicado un nuevo Editorial, tan prescindible como los anteriores, y al que se puede acceder haciendo click aquí o bien desde el botón de editoriales.

Una de argentinos
Un matrimonio argentino, con dos hijos, lleva unas semanas en San Pablo, huyendo de la malaria argentina. Ya se han acabado los pocos ahorros que trajeron, y los cuatro están pasando hambre. La mujer decide: "Habra que salir a pedir por la calle" Cada uno toma un rumbo diferente, para aumentar las posibilidades. A la vuelta el hombre dice: "Conseguí diez reales. ¿y vos?" La mujer se despacha conque consiguió ocho mil trescientos treinta y dos reales y le pregunta que fue lo que escribió en el cartelito para mangar. "Yo puse: "Ayúdenos, tenemos hambre". ¿Y vos? dice el hombre. "Yo puse: "Preciso ayuda para voltar a Argentina"
Nota del webmaster: si no entendió, es que usted no es brasilero

Una salida del velero anarres, con temporal patagónico
Por fin salimos por más de un día en el velero, pero el tiempo no ayudó ni un poquito. Hay un relato y fotos del asunto en la página de vela y buceo, casi sin téminos náuticos. Haga click aquí, y buenos vientos.

Tercera ida a la Fiesta de la Pinga, asistencia perfecta
Por tercer año consecutivo, fuimos a la Festa da Pinga, en Paraty, estado de Rio de Janeiro. Para los mal pensados vale esta aclaración: el verbo pingar significa gotear. Así el aguardiente de caña, que se destila en alambiques artesanales, recibe el nombre de "pinga". La zona de Paraty es, desde varios siglos atrás, productora de distintos tipos de pinga o "cachaça" como también puede decirse. Nos fuimos temprano, buscamos posada para no tener que volver de noche con alto nivel de alcohol en la sangre (y en el balero). Nuestra posada habitual estaba completa, nos conformamos con otra, Solar do Algarves.

Solar de Algarves Velero en Paraty
Los techos de nuestra posada Velero en la Bahía de Paraty

A la noche, luego de palparnos de armas en la entrada, todo fue forró y capeta: o sea baile popular (en el que no participamos) y una mezcla de pinga con leche condensada, guaraná en polvo, hielo y cacao licuados. Una traducción posible para "capeta"sería "el diablo". Con varias de estas encima, mas alguna caipirinha para variar, y diversas comidas, pasamos una noche más que alegre. Lo bueno: conocimos una pareja española, y conversamos mucho. Lo malo: nos desencontramos con unos amigos con los que habíamos combinado compartir la fiesta.

Solar do Algarves Fiesta del camarón Pousada Algarves
Pousada Solar de Algarves Rumbo al cuarto de la pousada Entrada de la pousada

Reunión con amigos
Otra reunión en casa de Yamandú, también con Paulão y Mabel. En resumen: lo pasamos bomba, con risas, comidas y bebidas. ¡Es bueno tener amigos!

Casa de Tarzán Reunión en casa de Tarzán
Paulão y Mabel Todos menos yo

Home

Anterior - Invierno del 04 -Siguiente

Home Diario Acuáticas Fotos Videos Textos Recetas Cuentos Visitas Correo Somos