Diario de anarres

Mesa de saldos

Anterior - Primavera del 04 -Siguiente


Panel de fotos  

Para festejar el inicio de la primavera, y tomar unas merecidas vacaciones, entre el 21 y 25 de setiembre, fuimos a pasar unos días a la Vila de Abraão en la Isla Grande en la bahia homónima, a una hora y media de navegación desde Angra dos Reis, en buque de línea. El lugar es tan lindo, ni autos hay, que por una vez me voy a dejar de palabras, y que las fotos hablen por mí. Pasen y vean.

Abraão Abraão
Vila de Abraão, en camino a Dos Rios Vila de Abraão, volviendo de Dos Rios
Cachoeira Cachoeira
Curtiendo aguas frías A la deriva en la cachoeira
Dos Rios Dos Rios
Vila de Dois Rios Vila de Dois Rios
Dos Rios Dos Rios
Vila de Dois Rios Vila de Dois Rios
Trilha Trilha Trilha
Raices en el sendero a Abraãozinho Gloria echando raices en el sendero La madre de las raíces

¡Qué ventarrón!
Una salida de velero como pocas veces acontece en estos pagos: "vientito"de 40 nudos (74 km por hora). Mas detalles en nuestra hoja de vela y buceo, haciendo click aquí.

Así en mi moro escarceando, enderecé pa la frontera...
El Martín Fierro decía esto en alguno de sus versos. Cambiaremos el moro escarceando por la Berlingo, más acorde a éstas épocas, y que no acostumbra escarcear, por suerte. La casa medio ordenada para el abandono, el barco medio ordenado para el abandono, los asuntos medio ordenados para irnos. El tema es que por más que uno lo intenta, siempre hay algo más por hacer o resolver, tareas que no se pueden terminar por ésto o aquello. Pero apuntaremos para la frontera en unos pocos días más. Como de costumbre se contraponen los sentimientos: "saudades antecipadas" de los amigos que dejaremos por aquí, alegría anticipada por los amigos y familia que recuperaremos. Curiosa vida esta que elegimos, siempre divididos. Pero allá vamos, conducidos por el azar. Ojalá nos espern cosas buenas. Oxalá.

Para que vean que me sé un poco más de lo del Fierro, aunque con deseo de que no nos acontezca, completo:

Así en mi moro escarceando,
enderecé pa la frontera,
y qué iba a hallar al volver,
tan sólo hallé la tapera.

Tchau, amigos brasileiros! ¡Chau yorugua! Preparense los argentinos, llevamos pinga y feijão.

Home

Anterior - Primavera del 04 -Siguiente

Home Diario Acuáticas Fotos Videos Textos Recetas Cuentos Visitas Correo Somos