Diario de anarres

Anterior - Fines del 2007 - Siguiente


Panel de fotosPanel de fotos
Una excursión a Caviahue-Copahue
5 de noviembre de 2007. - Día en que partimos de Coronel Suarez, hacia Bahía Blanca. La intencion, hacer que un médico de allí controle diversos estudios que se hizo Gloria. Todo bien. La segunda intención: seguir viaje hacia la región de Caviahue-Copahue, en la provincia del Neuquén. Asi que luego de un viaje si incidentes, alegres, llegamos a Zapala, a 200 kilómetros de nuestro objetivo. Elegimos mal el hotel, y nos tocó dormir con una almohada más fina que una estampilla. Pero eso nos sirvió para levantarnos temprano, y así llegamos a Caviahue mucho antes del mediodía. En el camino vimos estos paisajes:
Cerca de las Lajas Riscos Bayos Cajón
Cerros Volcan Copahue Lago Caviahue y Villa
Apenas llegado y cumplido el trámite de elegir el único hotel abierto, no perdimos un minuto en ir a visitar las cascadas del Río Agrio, todas muy bonitas, como se puede ver a continuación. Pasen y vean.
Cascada del Basalto Paisaje del Río Agrio Cascada de Basalto
Raul y Gloria, para que se sepa que estuvimos ahí Gloria alpinista Cascada del Gigante
Y como esta foto y este lugar nos gustaron mucho, sostiene con desmayo galante un guante de ante para una foto gigante de la Cascada del Gigante en el Río Agrio, Caviahue. Cita que rima pero no pega.
Cascada del gigante
Ya mas tarde, nos subimos al auto y partimos a explorar la zona de Copahue y del Río Agrio, aguas abajo. Las termas de Copahue nos parecieron un lugar horrible, maloliente. Claro, me dirán, son sulfurosas. Y a mí qué. Nada que ver con las de Entre Ríos u otras que conocemos en Chile o Perú, donde es un placer remojarse, sin reglamentos médicos ni todo eso. Pero los alrededores son más que interesantes. Y el pueblucho estaba todavía adornado por la nieve.
Rio Agrio Salto del Río Agrio Camino a Copahue
Piscinas de Copahue Gloria y la nieve en Copahue Fumarolas en Las Maquinitas
Y al día siguientes, contentos con todo lo vivido, nos despertamos temprano para hacer nuevas excursiones. Pero antes decidimos ir a tomar fotos del Salto del Agrio, con iluminación matutina. Ya cerca del Salto, perdí el control del auto (camino de tierra) y terminamos en medio de las flores, con el auto volcado, golpeado por todas partes. Se acabó el viaje. A la tarde una grúa nos pasó a buscar, y viajando toda la tarde y toda la noche, ya amanecido, cansados, con sueño y decepcioandos, llegamos a casa. El auto quedó así:
Ahora nos falta saber cuánto cuesta el arreglo, o bien cuánto nos ofrecen por lo que queda, y decirle adiós al furgón que nos acompañó varios años, pero que no fue muy afortunado en nuestras manos.
Nuestro auto luego de volcar

Anterior - Fines 2007 -Siguiente

Home

Home Diario Acuáticas Fotos Videos Textos Recetas Cuentos Visitas Correo Somos