Vela y buceo


Panel de fotos  
Creative Commons LicenseCompartir
    Los inicios
aventuras en Brasil
anarres navega
navegando el 2004
2005 en el agua
al fin, 2008 mojado
especial de 2008: en el aire
Agua dulce en el otoño de 2010
Islas griegas a vela
 

Frente "fría"

Luego de dos años sin navegar, sin barco propio, casi sin ver el mar, el 30 de abril se quebró la sequía, y por fin hay algo para contar en esta sección. Hubo, el año pasado, una breve salida, pero nada que contar sin aburrir. La primera singladura del 2008, por el contrario, tiene algunos acontecimientos que merecen unas líneas. Para los que no les interese la lectura de unas frases pobremente hilvanadas, hay un video bastante explícito. Sin censura. La idea era ir al sexto encuentro de la Asociación Brasilera de Vela de Crucero. Partiríamos es dia anterior al inicio, en dos veleros: el Triana, y el Mony.

Triana Mony
El Triana, antes de zarpar El Mony, navegando
Mony Mony
Mas del Mony Otra del Mony
Ya en el muelle de Saco da Riveira comenzó la lluvia, y a poco de salir se pudo adivinar que nos esperaban buenas olas. Y así fue, luego de dejar por popa la protección que ofrecía la isla Anchieta, hubo que adaptarse a los movimentos del Triana. Nuestro compañero involuntario, Neguinho, perrito del capitão Yamandú, vació todo su sistema digestivo en la conejera de trabajo. Así, con motor y genoa, que por estos pagos se llama cariocar, continuamos varias horas, calados por la lluvia, que sólo dió algunos respiros como para tomar fotos del Mony, entre ellas las cuatro que siguen.
Mony Mony
Mony Mony
Después de algún inconveniente, como el enrollador de genoa que se negó a cumplir su cometido, entramos a la Bahía da Ilha Grande, más conocida como la Bahía de Angra dos Reis. Doblar la Ponta da Joatinga nos dío un buen descanso, pues las olas eran más educadas y además nos entraban de popa redonda, por lo que se las podía surfear. Ya de noche, en una singladua que resultó lenta a pesar de la colaboración del viento, llegamos a la marina Porto Bracuhy, una de las más lindas que conozco. Hechos sopa. Cuando fuí a cambiarme, encontré mi ropa "social", la única que suponía seca, nadando en algo de agua de mar que había logrado introducirse en la proa. No importa: vestido con ropa de Yamandú nos fuimos a compartir la cena con otros "velejadores. Dos caipirinhas, junto con dos enormes platos de ravioles me hicieron entrar en calor. Al otro día, con sol, pude tomar alguna foto del Triana, que, como corresponde a su historia y a la de su dueño, estaba en el "Cais das estrelas", es decir, el "Muelle de las estrellas". Las chicas, es decir Gloria y Elaine (esposa de Yamandú) llegaron en nuestro auto. Vean las fotos.
Bracuhy Triana en proceso de limpieza
Bracuhy desde el Muelle de las Estrellas Limpieza en el Triana
Popa del Triana Glo y Raul
Sigue la limpieza en el Triana Almuerzo en Bracuhy
Continuará con la próxima singladura, si Eolo y Neptuno consienten.

Anterior / Siguiente


Home

Home Diario Acuáticas Fotos Videos Textos Recetas Cuentos Visitas Correo Somos